Borja Rubio: “La industria lanzaroteña sufre las consecuencias negativas de un modelo económico centralizado en Gran Canaria y Tenerife”

https://www.facebook.com/somoslanzarote/videos/2122122217870880/

Borja Rubio, candidato de Somos Lanzarote- Nueva Canarias al Parlamento de Canarias por Lanzarote, visitó ayer miércoles las instalaciones de Harinera Lanzaroteña al efecto de conocer de primera mano la realidad de la industria de la isla. Esta empresa, que ha sido noticia en los últimos meses por sus problemas de supervivencia económica es, para Somos Lanzarote, el ejemplo de las consecuencias negativas que deja un “modelo económico y político centralizado en Gran Canaria y Tenerife”.

“ La industria en Lanzarote se está desmantelando por la ausencia de medidas que incentiven y protejan su proliferación y buen estado de salud. El Gobierno de Canarias, presidido por Coalición Canaria pero con alternancia de PP y PSOE en sus gobiernos, centra sus políticas en las dos islas capitalinas, aumentando la brecha con el resto y poniendo al tejido industrial lanzaroteño en una situación subalterna, que le inhabilita para competir con normalidad” apreció Rubio.

Borja Rubio y Paula Corujo junto a Agustín Márquez en las instalaciones de Harinera Lanzaroteña

Además, Rubio propuso que se persiguiera el uso fraudulento del REA y de la acumulación del transporte, y puso sobre la mesa la necesidad de que se buscaran mecanismos fiscales para proteger el mercado insular, y “que Lanzarote sea también un lugar de producción y no solo de consumo”.

La industria lanzaroteña: potencial generadora de empleo

Asimismo, la formación insular, que ha alertado durante toda la legislatura sobre la necesidad de incidir en el mercado interno de la isla y de diversificar los sectores productivos, ve en la industria lanzaroteña una vía de incipiente desarrollo para la isla. Inclusive en el aspecto laboral, donde Somos Lanzarote entiende que es un potencial generador de empleo.

“Para  construir una Lanzarote con mejores cotas de bienestar es necesario disponer de una industria que mezcle autoconsumo y exportación con garantías. Se habla en demasiadas ocasiones de la diversificación de la economía en Lanzarote y la necesidad de explorar vías económicas alternativas al turismo, pues estoy convencido de que con un tejido industrial acorde con las dimensiones de la isla se podrán lograr ese objetivo. Además, funciona como un generador de empleo indiscutible. La industria en Lanzarote tiene que contar con los mecanismos oportunos para el crecimiento y desarrollo de su tejido interno, el modelo centralista la que nos han llevado los partidos que se han turnado en el gobierno de la autonomía debe finalizar, y tenemos la responsabilidad de generar una Canarias más equilibrada, sin competencias desleales, que respete a Lanzarote y, más justa” finaliza Borja Rubio.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail